2015: No fue el año del amor

Primero de todo, esta Nochevieja al menos puedo jactarme de que entre este post y el de la Nochevieja 2014 escribí la friolera de… ¡¡2 posts intermedios!! Vamos avanzando 😛

Me resulta difícil escribir un post de despedida al 2015. A pesar de todo, no ha sido un mal año, en absoluto. Pero desde luego, y a pesar de lo bien que empezó, no ha sido el año del amor ¿o a lo mejor sí?

Bueno, si hablamos de ese tipo de amor que hablan las canciones románticas… bueno algo si lo fue, de hecho más que los 31 años anteriores de mi vida. Aunque todo sea dicho, ese amor duró poco, muy poco… apenas unas cuantas horas. Y adiós muy buenas.

Si de lo que se trata es de hablar de amor en general, amor familiar, amor entre amigos, amor entre personas por el simple hecho de estar a gusto con ellas… bueno, ha sido un año difícil. No ha faltado de ese amor, en absoluto, pero ha llegado al final de año golpeado, lleno de cortes y magulladuras. No se yo si en el 2016 tendrá tiempo de cicatrizar algo, pero ahí estoy, empeñándome en ponerle apósitos y tiritas, a ver si ayuda.

Quitando eso, afortunadamente el resto ha ido bien. Y por eso no puedo dejar de hacer mi lista de agradecimientos:

  • Porque la salud nos ha acompañado durante el 2015, e incluso lo que empezó regular en el año, ha ido a mejor.
  • Porque en lo laboral todo ha ido de perlas y lo que no molaba ya se ha ido acabando (el 2016 me esperan cambios en lo laboral y por el simple hecho de ser un cambio, ya lo agradezco).
  • Porque he seguido aprendiendo a caminar y aprendiendo a construir, aunque igual me he entretenido en exceso en detalles nimios. Pero este camino no se deja de hacer nunca y lo importante es recorrerlo.
  • Porque la música ha seguid siendo mi motor y vía de escape, y he podido explorar cosas nuevas en ella.

… y qué coño, porque aunque fueran unas pocas horas, por primera vez amé y fui amado.

Gracias 2015. Feliz 2016 🙂

Acerca de ajriver

Soy el resultado de todas las decisiones que he tomado en mi vida... y aunque me haya equivocado muchas veces, no me arrepiento de ninguna de ellas
Esta entrada fue publicada en Disertaciones. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s